Nuevo nombre, el mismo “servidor de Cristo”

Publicado por Comunidades de Fe en

Por Jeff Favre. 4 Abril 2018.

El 11 de febrero, Rose Beeson, pastora de St. Matthew Trinity Lutheran en Hoboken, N.J., cambió su nombre a Peter durante una ceremonia de cambio de nombre en la iglesia. La ceremonia reflejó su transición de mujer a hombre. El Obispo del Sínodo de Nueva Jersey, Tracie Bartholomew, participó en la ceremonia. Foto: Jennifer Nilsen / cortesía de St. Matthew Trinity

Una liturgia dirigida por el Pastor Beeson en la Iglesia Luterana St. Matthew Trinity en Hoboken, New Jersey, le resultará familiar a la mayoría de los miembros de la ELCA (Evangelical Lutheran Church in America), desde sus himnarios hasta su mensaje y sermón semanal para niños, hasta la celebración de la comunión.

Durante una típica mañana de domingo, sería difícil imaginar que esta congregación pueda llegar a ser una noticia nacional y romper estereotipos que hubiera parecido impensable hace unos años, todo esto mientras lidiaba con una lluvia de comentarios llenos de odio y enojo en las redes sociales.

Todo esto es así, a menos que usted hubiera asistido al culto  del 11 de febrero cuando la pastora, Rose Beeson, una antigua trabajadora en telecomunicaciones de IT,  que encontró a la iglesia luterana siendo ya un adulto, ese día cambió su nombre a Peter en una ceremonia de asignación de nombre para reflejar su transición de mujer a hombre

Las y los miembros de St. Matthew Trinity estaban al tanto de la transición de su pastor. Ella se había autoidentificado abiertamente como queer durante muchos años, y el verano pasado, durante la serie “Relatos de Resurrección”, donde los miembros compartieron historias de un momento en que habían experimentado una nueva vida, Beeson explicó su trayectoria de fe y el reconocerse a sí misma como transgénero.

Beeson comentó que la congregación estaba totalmente de acuerdo, lo cual, dada su reputación como un lugar radicalmente acogedor, no la sorprendió. Pero elegir que esa transición fuera  pública siguió siendo una decisión importante y de peso.

“Siempre existe esa duda justamente por el mundo en el que vivimos”, dijo. “Ciertamente, era algo en lo que pensaba y sobre lo que había rezado durante bastante tiempo, y tratado de encontrar el camino más correcto para darme a conocer de una manera que me permitiera ser lo más auténtico y plenamente  para la esta específica congregación. Eso es lo que finalmente me llevó a decidir seguir adelante y darme a conocer en mi identidad el verano pasado”.

La decisión de transición de Beeson posiblemente no habría sido aceptada cuando ella era joven, creciendo en lo que él llama una denominación evangélica conservadora. Pero su fe lo estaba llamando al ministerio pastoral incluso cuando era niña.


“Ciertamente fue algo en lo que pensé y oré durante bastante tiempo, y traté de encontrar la manera correcta de manifestar mi identidad de una manera que me permitiera ser lo más auténtico y lo mejor para la congregación esta congregación”.


“La tradición de la que yo era parte en aquel tiempo solo permitía que las mujeres fueran misioneras o maestras de escuela dominical”, dijo Beeson. “Siempre pensé que algún día crecería y sería misionera. Cuando dejé la iglesia [y] me asumí como una persona de orientación homosexual por primera vez alrededor en 20 años, esa esperanza y ese plan desaparecieron, y en su lugar hice otras cosas.

“Después de haberme unido a la congregación [luterana] en Arizona, donde el Espíritu Santo me atrajo, comencé a involucrarme y podía ayudar con la comunión. Un día uno de los consejeros se acercó a mí y me dijo: ‘Sabes, realmente necesitas pensar en ir al seminario’ “.

Beeson cree que es importante para las personas que pueden estar experimentando el proceso que él mismo vivió para considerar que otros encuentren  caminos que les permitan ser completamente ellos mismos.

No todos aquellos que escucharon estas noticias han sido comprensivos o de ayuda, dijo Courtney Kochuba, miembro del consejo de la congregación.

“En nuestras redes sociales realmente hay algunos trolls que andan por ahí, y que me llegan a mí”, dijo. “Me comuniqué con el pequeño comité que se ha estado reuniendo desde julio para trabajar con el pastor. Les dije, ‘No sé si están viendo estos comentarios de Facebook porque los estoy eliminando, pero necesito ayuda para controlarlos, porque realmente me están empezando a cansar.’ Todos estuvieron de acuerdo.

“Pero lo que no sé es si alguien se dio cuenta de que el pastor es también el [administrador] en esa página. Y, sin embargo, nunca le he visto a nuestro pastor perder la calma o enojarse”.

Beeson dijo que fue muy útil para él y la congregación tener un obispo que les apoyó. El Obispo del Sínodo de Nueva Jersey, Tracie Bartholomew, fue quien llamó a Beeson un “servidor fiel y gozoso de Cristo”, y cree que la ceremonia de cambio de nombre era importante para la iglesia y para que ella fuera parte de esa comunión.

“Debido a que el Sínodo de Nueva Jersey ha afirmado y dado la bienvenida a los dones de las personas LGBTQ durante mucho tiempo, sentí que era apropiado e importante para mí estar consistentemente  al lado con el pastor Beeson y la gente de St. Matthew Trinity”, dijo Bartholomew. “Hemos estado brindando educación y eventos para que las congregaciones aprendan a convertirse en lugares más seguros y acogedores para los jóvenes LGBTQ. Estar junto a y con esta congregación y su pastor me parecía una forma lógica de demostrar lo que hemos estado enseñando”.

Beeson se siente cómodo al hablar de su historia y puntos de vista diferentes, y espera que su historia pueda ayudar a las y los jóvenes que luchan con sus identidades. También espera que sus palabras puedan ayudar durante esta época de aumento de crímenes de odio y uso de un lenguaje despectivo.

Aunque está abierto a ser un ejemplo de bienvenida para todos en la ELCA, Beeson para nada es tan diferente de otros pastores de la ELCA, con su acción pastoral en el mundo durante la semana y desde el púlpito los domingos en una congregación que dijo que está dominada por un “profundo compromiso con la gracia de Dios”.


Nota de Jeff Favre. Profesor asistente en  Pierce College en Los Ángeles y frecuente colaborador con Living Lutheran.

Traducción realizada por el Pastor Lisandro Orlov. Iglesia Evangélica Luterana Unida en Argentina y Uruguay. Buenos Aires. Argentina

es_ARSpanish
es_ARSpanish